.RU
Карта сайта

Lluís Llach y Josep Carreras unen sus voces en un recital en el Palau Sant - Media articles section 101


Lluís Llach y Josep Carreras unen sus voces en un recital en el Palau Sant

Jordi



Esteban Linés, La Vanguardia, 29 December 2002



El programa incluye composiciones de Toldrà, Mompou, Granados y temas como

"El cant dels ocells"

El tenor y el cantautor catalanes cantarán juntos esta tarde por primera vez

la versión más extensa de "Campanades a morts", en el marco de la cuarta

edición del Festival del Mil·lenni

Barcelona. - Josep Carreras y Lluís Llach cantarán a dúo la emblemática

canción de este último, "Campanades a morts", esta tarde (19.30 h) , dentro

del recital "Junts" que ambos ofrecerán en Palau Sant Jordi en el marco de

la cuarta edición del Festival del Mil·lenni. La célebre canción del músico

ampurdanés será una de las que compondrán un programa en que ambos artistas

han estado trabajando desde hace meses, con más de quince ensayos conjuntos,

según fuentes próximas a la organización.

Se trata de un concierto sin duda histórico en el que se unen uno de los

grandes símbolos de la cançó y el tenor más entrañable para la afición

catalana. La mayor parte de la velada consistirá en duetos de ambos

intérpretes sobre un programa en donde primarán las composiciones de Llach,

completadas -según comentó Josep Carreras en la presentación del ciclo- por

piezas de Toldrà, Mompou y Granados, así como populares como "El cant dels

ocells" y textos de Carner, Pere Quart o Joan Maragall.

Entre las piezas anunciadas, la más llamativa a priori es "Campanades a

morts", ya que será la primera vez que en Barcelona se cante la versión más

extensa y completa de la misma. Asimismo, las partituras de "El meu país és

tan petit", "Amor particular", "Abril 74", "Més lluny" o "Núvol blanc" harán

acto de presencia en los atriles.

Además del actual grupo que acompaña al autor de "L'estaca", sobre el amplio

escenario del recinto olímpico de Montjuïc tendrá protagonismo la Orquestra

Simfònica Europea Mediterrània bajo la batuta de Enrique Ricci, que ha

acompañado con anterioridad a figuras como Jaume Aragall, Plácido Domingo o

Teresa Berganza. Junto a la masa orquestal citada, el Cor Madrigal dirigido

por Mireia Barrera arropará todo el espectáculo.

Lluís Llach está girando actualmente por España su último disco, "Jocs",

cuya presentación barcelonesa tuvo lugar el pasado mes de noviembre en el

Liceu y de la cual ya hay testimonio en DVD desde esta semana. Josep

Carreras, por su parte, ha estado trabajando todo este mes en Estados Unidos

de una manera casi estajanovista: once conciertos, siete recitales, ópera y

actuaciones de Los Tres Tenores.

En el Festival del Mil·lenni, que incluye conciertos entre diciembre y enero

en Madrid y Barcelona, participan Georges Moustaki, Jordi Savall, Kepa

Junkera, Fernando Argenta, María Dolores Pradera, Rafael Amargo, Dulce

Pontes y Armando Manzanero.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Concierto histórico de Josep Carreras y Lluís Llach en el Palau Sant Jordi



Dolors Massot, ABC, 30 December 2002



Las dos voces más populares del canto en Cataluña, Josep Carreras y Lluís

Llach, se unieron por vez primera anoche en el Palau Sant Jordi de Barcelona

BARCELONA. «Juntos», como anunciaba el cartel del concierto, el cuello alto

del jersey de lana de Lluís Llach y la camisa con corbata de Josep Carreras.

Juntos entre unas 8.500 personas que, en una suerte de concierto de Navidad,

acudieron anoche al Palau Sant Jordi para llenar de calidez humana el

recinto. Pese a que no logró el lleno, la propuesta comercial de unir a dos

artistas populares se superó a sí misma con un sonido impecable para las

voces y un repertorio escogido con el que, pese a tratarse de unas letras

archiconocidas, nadie se atrevió a pestañear. Eso sí, en el momento de los

aplausos se rompía el silencio de forma atronadora. El encuentro, sin duda,

se recordará en la trayectoria de un Llach que llenó el campo del Barça en

tiempos de reivindicación y un Carreras que lo hizo en el centenario del

club.

Comenzó la noche con el histórico «Abril del 74» para seguir con temas de

amor, unas veces romántico o pasional y otras destrozado, y acabar con una

versión del terrible «Campanades a morts» (Campanadas a muertos), todo un

canto en favor de la no violencia que, en boca de Lluís Llach, ayer estaba

especialmente dedicado a Bosnia.

Fue necesario llegar a los bises -seis en total- para que Llach cantara a

dúo con el tenor una magnífica versión de «T´estimo» y éste a su vez

interpretara en solitario aquel «Música prohibida», el único tema no

interpretado en catalán sino en italiano, que tantas veces se oyó en la voz

de Carusso.

Momentos navideños como el del villancico «El noi de la mare» o «El cant

dels ocells», universalizado por Pau Casals pero del que pocos saben que la

letra es obra del poeta Jacint Verdaguer, de quien se conmemora el

centenario. Llach lo recordó y se permitió añadir una estrofa a las del

«poeta del pueblo» con una petición por los huérfanos bosnios, de nuevo.

Junto a estos, un recordatorio para Cataluña con «El meu país és tan petit»

que sigue con el tierno «siempre cabe en el corazón si la vida te lleva

lejos de aquí»; generó una atmósfera especial, con un punto de añoranza al

recordar los versos de «Corrandes de l´exili» de Joan Oliver o «L´emigrant».

Y de nuevo el entusiasmo con un fragmento del «Viatge a Ítaca» de Kavafis,

al que robó una vez más la «Cançó de taverna».

Tanto la voz de Carreras, impecable hilo conductor del concierto, como la

del cantante de Verges, que recientemente actuó en el Liceo, convirtieron la

noche en un recorrido por los sentimientos.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Llach y Carreras cantan por la paz en el Sant Jordi



Jordi Bianciotto, El Periódico, 30 December 2002



El cantautor y el tenor emocionaron a 8.300 personas en el recital 'Junts'

Paz, armonía, concordia, amor. Estas palabras presidieron anoche el

encuentro de Lluís Llach y Josep Carreras en el Palau Sant Jordi, en un

concierto, Junts, de clima solemne que se prolongó durante más de dos horas

y media y que atrajo a 8.300 personas. Citas a Bosnia y Kosovo, a la herida

de la guerra civil y al imaginario popular catalán (de L'emigrant a Rosó)

hilvanaron un recital cuyo clímax lo pusieron los 20 minutos de Campanades a

morts, pieza que Llach dedicó en 1976 a los caídos durante una huelga

general en Vitoria y que anoche constituyó "un canto contra la violencia y

por la paz". Y en los bises, una inaudita versión de

L'estaca a dúo entre ambos intérpretes.

El ambiente tardó en caldearse. Cuando Llach abrió el concierto con Abril

74, con un piano como único apoyo, el Sant Jordi se mostró frío, casi

desangelado. Siguió Un núvol blanc, ya con Carreras y el despliegue de la

Orquestra Europea Mediterrània (dirigida por Enrique Ricci) y el coro

Madrigal. "Quina sort tinc!", soltó Llach, mientras observaba a sus

compañeros de escenario, a quienes se veía repentinamente unido "por un raro

milagro de la música". El repertorio de éste se fue alternando con clásicos

de Mompou (Damunt de tu només les flors) y Enric Morera (L'oreneta), y ambos

intérpretes fueron encontrando un espacio común a través de duetos

contenidos.

ENCUENTRO EN 'PAÍS PETIT'

Llach, cantando de pie o sentado al piano, domesticó su voz y evitó las

improvisaciones. Y la mirada cómplice de Carreras durante País petit fue la

señal de que el diálogo entre ambos comenzaba a fluir. "La palabra país aún

sigue aquí demasiado ligada a otras como guerra y exilio", dijo Llach. A

partir de ahí, el Sant Jordi empezó a desentumecerse; las ovaciones fueron

cada vez menos protocolarias y hasta se oyó algún espontáneo "Visca

Catalunya!" respondido por las gradas, casi como en aquel Gener de 1976.

Uno y otro intérprete se alternaron el protagonismo en himnos como El noi de

la mare y El cant dels ocells (con un cambio en la letra que aludió a "els

infants orfes de Bòsnia") y Llach se sacó del bolsillo las Currandes

d'exili, de Pere Quart, A la taverna del mar (con un momento de lucimiento

para el acordeón de Laura Almerich), Nin non y Marona. "Pensábamos que en la

vieja Europa ya no veríamos escenas de guerra por motivos de raza o

religión", reflexionó un compungido Carreras en alusión a los "viejos

fantasmas" exhumados en los Balcanes.

Més lluny, un fragmento de Ítaca, reunió a Llach y Carreras antes de que el

primero viajara a Astres. Junto a él, sus músicos habituales, integrados en

un conjunto orquestal que desplegó velas en la pieza que cerró, al menos

oficialmente, el concierto: Campanades a morts. "Queremos que la noche acabe

así", anunció Llach, pese a que sin duda sospechaba que la ceremonia de

bises impediría ese mesurado propósito. Orquesta y coro subrayaron con

fidelidad y la requerible pompa cada una de las inflexiones de la

composición, que en 1977 dio título a uno de los discos más sombríos de

Llach.

Y como ocurrió el mes pasado en el concierto de éste en el Liceu, el ritual

de los bises constituyó un nuevo concierto en sí mismo. Llach pidió a

Carreras que rompiera el quórum lingüístico de la noche y desenterrara una

pieza en italiano de su repertorio, la lírica Música prohibita, y luego el

cantautor se sentó al piano para comandar una de las canciones que no suelen

faltar en sus recitales, Que tinguem sort.

Más ovaciones, más rescates fuera de guión (Amor particular, Rosó) y un

punto y final inesperado: Josep Carreras y Lluís Llach, zarandeando L'estaca

en una escena para los libros de historia (y una medalla para el Festival

del Mil.lenni). ¿La incluirá a partir de ahora Carreras en el repertorio de

Los Tres Tenores?

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Llach y Carreras cantan a la paz



Justo Barranco, La Vanguardia, 30 December 2002



VELADA DE LA LÍRICA Y LA CANÇÓ

8.300 personas acudieron al Palau Sant Jordi para escuchar sus duetos

El concierto concluyó con la versión más completa y extensa de "Campanades a

morts"

Los dos cantantes convirtieron el recital en un canto contra la violencia y

por la paz

Si hace poco más de un mes Lluís Llach mostraba su faceta más reivindicativa

en el Gran Teatre del Liceu de la mano de su nuevo álbum, "Jocs", y de temas

como "Neofatxes globals", anoche en el Palau Sant Jordi y codo a codo con

una pareja tan inusual como Josep Carreras, las dos estrellas del firmamento

musical catalán dedicaron sus casi dos horas de concierto "Junts" a temas

más acordes con las fechas que corren y, también, con los temas que

abarrotan la sección de internacional en los últimos meses: el amor y, sobre

todo, la paz. Su cartel atrajo finalmente a 8.300 espectadores, cerca de dos

tercios del aforo del recinto de Montjuïc.

Tal y como habían anunciado, Llach y Carreras cantaron numerosos temas del

repertorio del cantautor de Verges, pero también muchas canciones del

repertorio lírico catalán más popular: desde "El cant dels ocells", con la

letra convenientemente alterada para recordar a los huérfanos de la guerra

de Bosnia, a "L'emigrant", de mosén Cinto Verdaguer, "Damunt de tu només les

flors", de Frederic Mompou, "L'oreneta", de Enric Morera, o un villancico

tan tradicional como "El noi de la mare". Y los cantaron de todas las

maneras imaginables: a dos voces, alternados, a solas, con orquesta y coro,

tan sólo con el piano de Llach o bien con sus tradicionales acompañantes

musicales, Llach cantando canciones tradicionales, Carreras cantando

canciones de Llach... lo que logró que la velada no se convirtiera en la

mera suma alternada de voces y temas.

El concierto estrella del Festival del Mil·lenni, que llega este año a su

cuarta edición, consiguió conectar con esa mezcla con un público heterogéneo

en el que, eso sí, predominaba notablemente gente de mediana edad. Un

público que aplaudió sin descanso todos los temas que desgranaron los dos

cantantes, con especial énfasis en letras como "Abril 1974", con la que se

abrió la noche, "El cant dels ocells", "País petit", que logró una de las

mayores ovaciones, fragmentos de "Viatge a Ítaca" o "Un pont de mar blava".

Bajo una escenografía sobria, consistente en una gran tela sinuosa sobre la

que se proyectaban acertados juegos de luces, y acompañados por la Orquestra

Simfònica Europea Mediterrània, dirigida por Enrique Ricci, por el Cor

Madrigal y por algunos de los músicos habituales de Llach, el cantautor y el

tenor protagonizaron una noche que, finalmente y tal como querían,

sorprendió.

Durante todo el concierto, las dos estrellas mantuvieron un didáctico

diálogo que pasó paulatinamente de la reivindicación inicial del amor a la

de la paz. El amor estuvo representado por temas como "Un núvol blanc",

cantado por Carreras, canciones de transmisión popular como "La cançó de

taberna", "porque el amor es también goce y locura", indicó el tenor, y,

necesariamente, por otra taberna que Llach reivindica en casi todos sus

conciertos: "A la taverna del mar", inspirada en un poema de Kavafis y que

retrata a un viejo homosexual que se lamenta por los años perdidos "por

seguir las buenas costumbres", ironizó el de Verges.

Poco a poco el amor fue sustituido en el escenario por el horror y la

tristeza que provocan el exilio y las contiendas bélicas. El pistoletazo de

salida de esta fase lo dio la emocionante "Corrandes d'exili", el famoso

poema de Pere Quart que recuerda que "com el Vallès, no hi ha res". Y para

seguir con grandes poetas y exilios, Carreras y los coros entonaron

"L'emigrant", de Verdaguer. Le siguieron fragmentos de "Un pont de mar

blava" y "El cant dels ocells", "uno de los símbolos universales de la paz"

, según recordaron Llach y el tenor. "Porque, tozudamente, la paz se abre

poco a poco camino", insistió el cantautor.

Un fragmento de "Viatge a Ítaca" y "Astres" dieron finalmente paso a una de

las novedades que ambos artistas habían anunciado en rueda de prensa la

pasada semana: el broche de la velada -antes de los seis bises a los que les

llevó el público- fue el tema "Campanades a morts" en su versión más extensa

y completa, "un canto -volvieron a insistir- contra la violencia y por la

paz

MEDIA ARTICLES 104
2014-07-19 18:44
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • Контрольная работа
  • © sanaalar.ru
    Образовательные документы для студентов.